Para mí, Zenfolio es una herramienta fundamental para compartir e imprimir imágenes.

- Sara Kauss

Disfruta de un 20 % de descuento

Sobre Sara

Biografía

Sara Kauss lleva más de 12 años dedicándose a la fotografía. Le encanta forjar relaciones, hacer nuevos amigos y capturar la vida a través de su deslumbrante objetivo de color rosa. Sara viaja a menudo para fotografiar bodas en lugares exóticos y músicos, aunque sus hogares se encuentran en Palm Beach y Nashville. Su ambición es capturar la luz y las emociones de cualquier situación a través de la cámara. Utiliza Zenfolio sin interrupción desde los inicios de la plataforma.

Entrevista

¿Dónde vives?

En Palm Beach (Florida).

¿En qué género fotográfico te especializas?

Soy fotoperiodista, fotógrafa de bodas y fotógrafa de músicos.

¿Cuál es tu fotografía más memorable y por qué?

Siempre he creído en las grandes ideas. Una gran idea se puede llevar a la práctica tanto en una sesión de fotos de diseño con un músico o bien capturando un momento íntimo en una boda. ¡Una de mis últimas imágenes favoritas la hice en una sesión de fotos de diseño en un glaciar en Alaska! Una de mis mejores amigas me dijo: "Tengo una idea para una sesión de fotos que me gustaría comentar contigo", ¡y de ahí surgió una historia increíble!

¿Por qué decidiste dedicarte a la fotografía? ¿Qué te motiva para sacar una foto? ¿Tu motivación ha ido cambiando con los años?

Me encanta la gente y siempre me he sentido fotógrafa, ya desde mi época en el instituto, pero no pensé seriamente en la fotografía como profesión hasta que contraté a un fotógrafo para mi boda: Derek Smith, de Sunshine Photographics. Me encantó y sigue encantándome la idea de plasmar en imágenes a personas y momentos especiales en el día más feliz de la vida de una pareja. Mi motivación a la hora de capturar momentos surge de mi pasión por contar historias. Ya se trate de una boda o de una sesión con un músico, siempre aspiro a contar lo que está pasando y quién es la persona a quien fotografío a través de una sola imagen. Desde mi punto de vista, el entorno es también imprescindible, ya que intento contar la historia tal y como se despliega en un momento particular.

¿Sigues algún ritual personal que te ayude a prepararte antes de una sesión de fotos?

Me reúno con mis clientes antes del día de la boda. Cuando trabajo con músicos, intento hablar con ellos antes de empezar la sesión. Si lo que busco es plasmar quiénes son, ¿cómo sabría qué es lo que estoy fotografiando sin conocer a la persona que hay delante de mi cámara?

¿De qué cinco cosas no puedes prescindir en una sesión de fotos?

De la bolsa Shootsac para guardar la cámara, mis objetivos Canon de 24 mm t/s y de 135 mm, mini zanahorias, una cámara y un café de Starbucks. Me conformo con poco: mientras tenga una idea, haga sol y la persona a quien retrate esté feliz, ¡las fotos salen solas!

¿Dónde vuelves a encontrar la inspiración cuando tienes un bloqueo creativo?

Siempre estoy sacando fotos, cosa que me ayuda a renovarme continuamente. Siempre busco la luz. Hace poco abrí una cuenta en Instagram con fotos de mi perro, @SunshinetheGoldenPup, ¡y ahora él tiene más seguidores que yo! No tengo presión de las redes sociales, solo las uso para divertirme.

¿Quién o qué consideras tu máxima influencia en tu trayectoria como fotógrafa?

Tengo amigos fotógrafos que me han ayudado y me han servido de inspiración desde los inicios de mi carrera como fotógrafa. Amigos de toda la vida como JP Elario, Josh Newton, Amy Nave, Brian Adams, Derek Smith o Tim Halberg. O amigos más recientes como Shea Halliburton Wright (que es mi mayor fuente de inspiración como fotógrafa, ¡no os perdáis su último viaje!), Katie Kauss, Flex the Frog... la lista es interminable. Y las mujeres que tengo la suerte de contar entre mis mejores amigas, que además son las fotógrafas con más talento que existen en este mundo y que trabajan con mi equipo todos los días: Tina Blanco, Alyssa y Lisa. Nunca dejo de aprender de esta gente tan maravillosa.

Si tuvieras que dar un solo consejo a futuros fotógrafos, ¿cuál sería?

Cree en ti. Sé tú mismo y no te obsesiones con la competencia. Vas a gustar por lo que eres. La fotografía es una decisión personal: alguien decide contratarte para capturar su historia, ya se trate de una boda o de la portada de un disco.

¿Cuáles son tus tres prestaciones favoritas de Zenfolio esenciales para tu negocio?

1. Impresiones de calidad

2. Lo fácil que es de organizar

3. El servicio de atención al cliente y la rapidez con que los clientes pueden realizar sus pedidos

Si pudieras colaborar con cualquier fotógrafo (vivo o muerto) en una sesión de fotos, ¿quién sería y por qué?

Henri Cartier-Bresson. No hay duda de que Cartier-Bresson es el fotógrafo que cambió la forma que tenemos de mirar al mundo para capturar momentos auténticos en el tiempo. Creó un movimiento centrado en la intimidad, que denominó el "momento decisivo", al que aspiran todos los fotoperiodistas de nuestra era.

¿Ha cambiado mucho la fotografía desde que empezaste?

Cuando yo empecé las cámaras réflex digitales empezaban a ponerse de moda. Me encanta poder tener acceso a fotos de todo el mundo, aprender de personas de lugares distintos y tener la motivación de viajar gracias a la era digital en la que vivimos. Las redes sociales son una forma genial para compartir tu obra. Pero creo que el cambio más importante es que ahora se tiene un mayor acceso a las imágenes y que hay más gente con ganas de compartir su historia a través de la fotografía.

¿Aparte de Zenfolio, qué otro tipo de software es vital en tu flujo de trabajo?

Para mí, Zenfolio es la herramienta por excelencia para compartir e imprimir imágenes. Zenfolio ha cambiado la forma en que los clientes pueden acceder a tus fotos... ¡es genial! El otro programa que utilizamos en mi empresa es Tave. Con Tave se puede gestionar todo lo que hay detrás de un negocio fotográfico. Desde contratos hasta contactos, gestión de fotos y ventas de copias. Mi empresa se hundiría sin Tave ni Zenfolio.